Cuáles son las funciones de un redactor de contenidos web

 

Ser un redactor de contenidos web ha sido divertido. Debo decir que he aprendido muchas cosas desde que me inicié en esta rama de mi carrera. Y digo rama porque un literato tiene que ser versátil si no puede vivir de publicar libros y es que cada vez hay más lectores digitales que los tradicionales. En fin, hoy quiero que conozcas más sobre lo que es un redactor de contenidos web para que de esa manera puedas entender el trabajo que yo y muchas otras personas realizamos.

La información que vierta aquí te va a servir tanto si estás buscando iniciarte en esta profesión como si necesitas a un redactor digital.

¿Qué es un redactor de contenidos digitales?

Los redactores existen desde hace siglos. Antiguamente estábamos acostumbrados a asociarlos con los medios escritos, pero con el boom del mundo digital, esto ha cambiado. Un redactor de contenidos digitales no tiene las mismas cualidades que un redactor periodístico escrito. Es que tienes que saber que no es lo mismo escribir para el lector tradicional que para el lector digital. El lector digital no está acostumbrado a leer mucho, además no solo escribes para usuarios, también para los bots de Google.

Un redactor de contenido web no solo escribirá lo que le pidas. Sabrá cómo enfocarlo al target de tu empresa. Si es necesario cambiará su propia voz para escribir con la voz de tu perfil de empresa y ajustarse a la filosofía y a la línea de tu negocio.  No es lo mismo tampoco un redactor digital que un blogger, pero de eso te hablaré en otro post.

¿Qué funciones tiene un redactor de contenidos web?

Para empezar te diré que tienes la función de escribir. Algunos redactores web se especializan en ciertos temas, pero lo ideal es ser versátil y poder escribir de todo. Es importante entonces que tengas capacidad de investigar y que te guste hacerlo. Créeme yo he tenido que leer sobre temas que nunca imaginé, desde maquinaria pesada hasta temas tabú.

Otras funciones de redactores de contenidos

  • Aplicar SEO – como redactor de contenidos vas a tener que seguir los lineamientos del content manager y esto implicará aplicar SEO en los textos que escribas. Así que tienes que instruirte en las formas de posicionamiento orgánico para hacer textos de calidad.
  • Usar bancos de imágenes – No puedes usar imágenes a la ligera. Un redactor freelance tiene que saberlo, en especial cuando subirá contenido. Y es que tiene que saber cómo respetar los derecho de autor o usar imágenes de uso libre. Yo suelo usar imágenes libres de autor como las de Pixabay.
  • Dominar WordPress – En realidad es la capacidad de entender cómo funcionan los gestores de contenido. WordPress no es el único que existe, pero es el más utilizado, así que tienes que saber cómo usarlo si además de crear subirás contenido.
  • Algunas habilidades de diseño – Esto es más que todo porque vas a incluir fotos con las publicaciones que hagas. Algunas a veces necesitan retoques. No es que seas un experto en Photoshop o Ilustator, pero sí que manejes un poco de estas herramientas.
  • Revisar analíticas – En algunos casos tienes que saber entender las métricas. Esto se debe a que debes saber si tu trabajo está funcionando, si es necesario curar contenido o qué contenido crear en base al que está siendo atractivo.  Por lo general debes conocer de Google Analytics.

¿Cuesta mucho contratar a un redactor web?

Dependiendo de la cantidad de texto que quieras generar en tu web. Si contratas a un redactor de contenidos online  freelance te cobrará por texto. La mayoría de empresas con las que he trabajado se conforman con un texto por semana. Esto es porque manejan otras estrategias de marketing y no solo el SEO de su web.  Hay empresas que enfatizan el SEO y por eso prefieren publicar a diario o por lo menos de lunes a viernes.

Debes tener en cuenta que un texto puede costar desde S/20.00. Por cuatro publicaciones optimizadas al mes tu empresa sólo podría gastar S/80.00. Mi recomendación es que al dar impulso solo al SEO aumentes el número de publicaciones optimizadas al mes. Un mínimo de veinte mensual estará bien. Esto fácilmente puede costarle a tu negocio  S/400.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *