¿Es lo mismo un bloguero que un redactor de contenidos web?

 

Cuando empecé a escribir para mi propio blog, allá por el año 2007 pues no sabía la diferencia entre un redactor y un bloguero y es que hoy sé que no son la misma cosa. En ese entonces yo era, y ahora lo sé, una bloguera que escribía sobre poesía en el sitio web que mi hermano (programador) hizo para mí (por cierto la web ya no existe, pero se llamaba bohemia). Con los años mi trabajo como bloguera y mi carrera de Literatura seguida en San Marcos hasta el 2012 (cuando me gradué) me permitieron hacerme una carrera, además de como bloguera, de redactora. En esta nota quiero mostrarte las diferencias que existen.

¿Qué hace un bloguero?

Un bloguero tiene su propia web, incluso cuando ésta sea las de uso libre como las que tienen extensión “wordpress” o “blogger”. De hecho tengo dos blogs con estas extensiones. Un bloguero se concentra en contenido específico, es decir sobre un tema o temas que le interesen.

Así, por ejemplo en mi web de Recetas Peruanas Económicas yo solo hablo de temas de cocina, utensilios de cocina, doy críticas a restaurantes, etc. Como ves es una web focalizada en temas gastronómicos. En mi otro blog: Cuéntame una Historia me concentro en narraciones orales, mitos y tradiciones.

En ambos hay un tema entorno al cual giran todas las publicaciones de un blog y no los mezclo. Esta especialización en el tema hace posible que te vuelvas un referente para el tipo de lector que busca tu contenido. Así en mi blog de cocina me pedirán consejos personas que estén aprendiendo a cocinar, mientras en mi blog de historias, las personas compartirán sus testimonios conmigo. Incluso en este último me preguntarán sobre temas esotéricos que tienen que ver con mis publicaciones.

Si tu tienes un blog con contenido que te interese y del que sepas, entonces eres un blogger, pero ojo también puedes ser un redactor, aunque no necesariamente.

¿Qué es un redactor?

Conozco a muchos redactores que no tienen un blog o una web. Yo recomiendo que tengan ambos, así el cliente va a poder ver su trabajo. A diferencia de un bloguero que crea contenido por pasión, porque le gusta el tema, etc. Un redactor crea contenido para vender. Es decir, es un trabajo por el que el cliente paga. Un redactor no necesariamente pone su firma en los post que escribe, al menos en Perú, y muchas veces vende sus derechos de autor a la empresa o persona que contrate sus servicios.

A diferencias de un bloguero un redactor de páginas web tiene que tener conocimiento de SEO y de copywriter para competir en el mercado. Un redactor web no es necesariamente un referente para un público específico, como sí sucede con un bloguero e incluso puede tener un perfil bajo que solo sea conocido en el grupo de redactores.

¿Cuánto gana un bloguero vs un redactor?

Un bloguero escribe, en su mayoría, por pasión. Muchos de ellos son influencer y no cobran por escribir contenido. Te explico, como eres un influencer para tu comunidad no sueles crear contenido publicitario en tu blog para ayudar a una marca. Muchas marcas contactan con blogueros para que prueben sus productos y si al bloguero o bloguera les gusta suelen hablar de estos. En algunos casos reciben pagos, en otros casos simplemente recomiendan algo porque les gustó y esto último hace que tengan credibilidad entre sus lectores. En resumen un bloguero no necesariamente cobra por sus publicaciones en su propio blog. Te preguntarás entonces ¿cómo gana dinero? Pues algunos usan el blog como un hobbie, otros anexan directorios para vender publicidad y otros pues apelan a adsense para monetizar su sitios o usan sus blogs para mostrar su habilidad como redactores para acceder a este tipo de contratos.

En cuanto a los redactores web, todos cobran por su trabajo y es que están creando contenido para una marca o empresa y es un contenido que pasa a manos del cliente quien decidirá qué hacer con los textos.

¿Necesito un bloguero o un redactor?

Depende. Si estás buscando crear contenido para tu propio sitio web, te recomiendo que contrates a un redactor (si tiene un equilibrio entre el SEO y el Copyriter, mejor). Y es que podrás crear contenido insitu desde la voz de tu marca (un redactor profesional puede escribir desde la perspectiva de tu perfil de marca).

Si estás buscando que tu marca llegue a más personas, se dé a conocer, pues te aconsejo que busques a un bloguero. Por ejemplo, si acabas de lanzar una pasta de tomate buenísima, anímate a mandársela a un bloguero especializado en cocina para que la pruebe y pueda escribir al respecto sobre ella. En algunos casos lo hará por amor al arte y en otros es posible que pida algo a cambio (y se lo merecería ya que te daría de conocer entre sus miles de lectores).

Ahora que sabes las diferencias entre un redactor y un bloguero ¿Qué dices? ¿Por cuál te animas? ¿Cuál necesitas? Si necesitas contenido escrito para tu web anímate a escribirme al correo o llenar el formulario de contacto.

Deja un comentario