Parálisis de sueño o ¿intento de posesión demoniaca?

 

Hace poco se estrenó un filme que tenía como tema la parálisis de sueño. El filme no era muy bueno, pero tenía ciertas anotaciones científicamente ciertas. También vi otro en Youtube (Sueño sin retorno). En ambos (¡alerta de spoiler!) un demonio era el causante y no un trastorno de sueño para el efecto de la parálisis. Hace algunos años, cuando estudiaba psicoanálisis, me dio curiosidad por estudiar el tema ya que yo padecía parálisis de sueño casi todos los días. Llegué a unos curiosos resultados tras mi breve investigación así que aquí comparto algunos detalles que recuerdo haber anotado. (¡ojo no soy psicóloga!, pero lo estudié desde la perspectiva del psicoanálsis para la interpretación de discursos).

¿Qué es la parálisis de sueño?

Yo ni sabía cómo se llamaba cuando empecé a tenerlas. Las busqué en Internet, por el 2007 como “no me puedo mover al despertarme” o algo así y me salieron muchas historias sobrenaturales al respecto. La parálisis del sueño es un estado entre la vigilia y el sueño en el que no estás dormido, pero tu cerebro no sabe que ya despertaste. Como consecuencia no puedes moverte. Como estás en un “mundo” entre el sueño y la vigilia, en el que no te puedes mover, es común que veas y escuches cosas que no están sucediendo.

Básicamente te ves en tu cama – o donde te dormiste- tienes – o crees tener- los ojos abiertos, pero no te puedes mover. Es angustiante y la angustia hace que sientas una presión en el pecho. Incluso que se te acelere el corazón o sientas que te ahogas. Eres capaz de pensar, razonar e incuso puedes ver que gente entra, a veces en efecto alguien pudo entrar (tu esposo, tus padres, tus hijos, quienes vivan contigo), pero otras veces son simple imágenes de la fase de sueño que se mezclan con las reales.

Para salir de la parálisis de sueño (a mi me funcionaba muy bien hacerlo al a inicio) empieza a mover una parte de tu cuerpo, la más pequeña -yo movía el dedo del pie- y así poco a poco tu cerebro se va dando cuenta de que estás despierto y puedes moverte. El problema es que cuando te mueves y “despiertas” sientes una pesadez en todo el cuerpo y obviamente sientes que no has dormido nada.

Existen fases de la parálisis de sueño

Esto lo experimenté por cuenta propia. Desde los 11 años (aproximadamente) me daban parálisis del sueño. Mi mamá también las había tenido cuando era joven y ya de edad adulta habían cesado. Cada vez que me daban me aterraban y eso que en un inicio solamente era la fase uno: solo la parálisis. Con el tiempo fui desarrollando otros síntomas. Lo que considero una segunda etapa, es la opresión en el pecho, la sensación de que alguien (o algo) te está ahogando. En mi tercera fase empecé a ver cosas mientras estaba en ese estado, inicialmente veía una sombra, luego a una mujer (parecía una bruja) y luego, en la última fase a la que (al menos yo) llegué oía cosas.

paralisis de sueño

Lo que me hacía tener parálisis de sueño

Inicialmente noté que las parálisis me daban cuando estaba más estresada. Pero descubrí, por ejemplo que si me despertaba y me volvía a dormir era propensa a que me dieran. Cuando ingresé a la universidad las parálisis aumentaron y los episodios se hicieron más intensos, llegué hasta oír voces y ver enanos conspirando sentados sobre mi pecho. En esa época andaba sumamente estresada, no podía romper una amistad tóxica por miedo a lo que esa persona pudiera hacerse o hacerme y por seis meses las parálisis se hicieron diarias e intolerables.

Andaba siempre cansada porque no quería dormir y me daban incluso de día cuando me recostaba en el sofá. ¡Era horrible! Llegué a la paranoia e incluso consulté con pastores y uno que otro religioso porque no entendía por qué me daban y peor cuando me aparecieron unas marcas en las muñecas, como si me hubieran sujetado de allí (hoy sé que probablemente fui yo misma cuando me volvía a dormir y tenía un sueño vívido, que también los he tenido).

En fin… también me di cuenta que cuando cenaba y me dormía (o almorzaba y me dormía) me daban. Así asocie que un problema de digestión podía causarme la parálisis e incluso hice la prueba comiendo de más y durmiendo y en efecto, me ocasionó una parálisis, pero sin alucinaciones.

En resumen estas cosas me causaban la parálisis: 

  • Situaciones de mucho estrés
  • Dormir luego de comer
  • Situaciones de angustia

Hice un pequeño experimento

Cuando llevé mis clases de psicoanálisis y luego de encontrar en Internet que podía ser un demonio, decidí que no podía darle una explicación sobrenatural a mi problema y quise encontrar la respuesta en el estudio de los sueños. Primero probé si podía inducirle la parálisis a alguien más… personas que había notado que tenían algún problema asociado a la histeria definida por Freud, así que les conté sobre la parálisis, pero dándole la explicación paranormal. Al otro día, en aquel entonces existía el msn, me escribían y me decían que les había pasado. Digamos que luego de eso dejé de hablarles del tema y asunto solucionado, no les ha vuelto a dar.

Mi pequeño experimento me hizo observar una pequeña posibilidad (no digo teoría ni afirmación porque no soy una especialista), que temas psicológicos inducían a la parálisis y que las personas sugestionables eran propensas a ser inducidos a ella (Como cuando te dan pesadillas porque te asustaste con la peli de terror que viste). Me di cuenta también, durante el verano luego del primer semestre en que llevaba ese curso, que las parálisis cesaban (ya no veía a la persona que me causaba tanto estrés). y Obviamente cuando volvía a las aulas retomaban.

parálisis de sueño

Cuando cesó la frecuencia de las parálisis

En mi caso cesaron cuando me armé de valor y corté esa amistad tóxica e ingoré totalmente las amenazas de la persona que me hacía daño. Es decir cuando afronté mi problema y es posible que la sombra que viera fuera la de la silueta de la persona que tanto me estresaba.

Las parálisis me vuelven a dar de vez en cuando, pero es más cuando estoy sumamente tensa, cuando duermo después de haber comido mucho o cuando me siento amenazada por algo que me haya pasado en el día (el acoso callejero, por ejemplo), también me daban parálisis cuando dormía con las manos unidas sobre el pecho.  Aún no logro entender o interpretar lo que veo en mis parálisis, pero esa tarea se la dejaré a un psicoanalista profesional.

La explicación sobrenatural de la parálisis de sueño

Seguro cuando has empezado a tener estos episodios, como me pasó a mí, leíste muchas cosas raras y sobrenaturales en Internet. Yo publiqué en 2009 una explicación racional, en mi blog de entonces: en la avenida del ser y la existencia, todo lo que me pasaba (lo borré porque un par de psicólogos empezaron a refutarme y molestarme cuando obviamente mi estudio era una interpretación tratando de dar una explicación racional desde mi rama de estudios y no una investigación científica desde la psicología).

En fin… antes de eso, como te contaba, encontré explicaciones extrañas. Algunos llaman a la parálisis “el salto del muerto” y advierten que es un espíritu el que se sienta sobre ti con el afán de poseerte. Algunos decían que podía ser un demonio y no un espectro y eso, como comprenderás me asustaba más. En esa época incluso llegué a aprenderme el Salmo23 y recitarlo en mi estado de parálisis y con aquel podía despertar (es algo que no logro explicar todavía), también me despertaba cuando intentaba confrontar a lo que supuestamente me amenezaba en ese estado, oraba, recitaba el vade retro, etc. (lo que en aquel entonces decían las webs vigentes) – lo curioso es que el padre nuestro me salía al revés o se me olvidaba, mi cerebro jugándome una mala pasada seguramente.

Algunas páginas también decían que se podía tratar de un desdoblamiento, es decir cuando el alma se salía del cuerpo, también llegué a creerlo cuando estaba en secundaria porque una vez me vi fuera de mi cuerpo y me fui a la cocina y vi dormidos a mis papás incluso.

El incubo el sucubo

La versión paranormal que más me asustaba era la presencia de un incubo. Un incubo es un demonio sexual que elige victimas femeninas para absorber sus energías mientras duermen. También llegué a creer cuando tenía 16 o 17 porque tenía la sensación de que en ese estado esa presencia que supuestamente estaba allí quería violarme. Por cierto, si eres hombre, seguramente has leído que también existen los súcubos y son demonios sexuales femeninos que hacen lo mismo que los incubos, pero con hombres, es curioso como quienes sufren parálisis y son hombres dicen ver a una mujer y las mujeres a un hombre, quizá por eso la creencia en ambos entes.

Este es un compendio de lo que mi memoria ha logrado recordar de lo que fueron mis episodios de parálisis de sueño. No es que hayan desaparecido, pero ahora sé cómo salir de ellas y no temerles porque, después de todo es un trastorno del sueño, aunque bueno prefiero creerlo ya que el mundo de los sueños es un escenario que no ha sido tan estudiado como para saber a dónde va nuestra mente (o nuestra alma) cuando dormimos.

 

¿Te han dado parálisis de sueño? Es un tema del que me gusta hablar porque cuando yo las tuve no tenía con quién conversarlo y algunas cosas me avergonzaban. ¡Cuéntanos tu experiencia! Recuerda, esta sección de mi web para compartir historias y experiencias.

Deja un comentario