La novia, leyenda urbana de Lurín

 

Siempre estoy en la búsqueda de nuevos relatos para Cuéntame una historia.  Esta vez mi padre me contó una anécdota paranormal que le pasó hace algunos años, antes incluso de que yo naciera.

Sucede que él, mi madre y mi hermano, quien entonces era un niño pequeño, iban por la Antigua Panamericana Sur de Lurín a Puente Lurín. En el camino, un poco más adelante del paradero llamado “Ladrillera” mis padres vieron cruzar delante del carro en el que iban a una novia. Mi papá desvió el carro para no atropellarla. Era muy tarde ya aquel día e iban a seguir el camino por otra vía para llegar a casa. Tras el imprevisto, papá detuvo el carro y trató de buscar a la mujer, pero no la encontró. Mi madre entonces, le dijo que mejor fueran directo a la casa y no al otro lugar donde tenían planeado.

Al día siguiente, mi padre seguía preocupado pensando que había atropellado a alguien aunque nunca encontró a nadie cerca, así que se fue con el carro hasta el paradero de Ladrillera para preguntar a quienes vivían alrededor si habían visto alguna mujer herida vestida de novia. Grande fue su sorpresa cuando la gente del lugar le dijo: “No se preocupe señor, ha sido la novia, le ha avisado a usted para que no sufra un accidente. Ella se aparece por aquí, no es el primero que la ha visto”

A mi papá, como a mí, le han llamado la atención los relatos paranormales así que quiso saber más de la llamada “novia” de la ladrillera y preguntando a uno y a otro, esto fue lo que le dijeron:

La novia de Ladrillera

Hace algunos años había una mujer muy guapa que tenía un novio a quien quería mucho. La pareja se comprometió y decidieron casarse. Pronto llegó el día de la boda y ella llegó a la iglesia con su vestido níveo esperando a su amor, pero él no llegaba. Lejos de pensar que la había dejado en el altar, la mujer empezó a sentir que algo malo había pasado y así fue… Lurín es un pueblo chico, o lo era en aquel entonces, así fue que la novia se enteró que había muerto en un accidente en Ladrillera, atropellado por un auto cuando se preparaba para su boda.

La novia, enloquecida de dolor fue al mencionado paradero así, con su vestido, para encontrarse con la trágica escena.  Desde ese día, según cuentan, la novia siguió visitando el mismo paradero hasta que años después, murió. La gente cuenta que aún hoy en día lo visita, esperando encontrar en el lugar al gran amor de su vida o alertando, con su presencia, a los vecinos, para que no sufran un accidente que los aleje de sus seres queridos.

¿Conocías la leyenda de la novia? A mi me la contaron hace poco y me pareció muy interesante. Si conoces alguna otra leyenda de tu distrito ¡Compártela con nosotros!

 

Deja un comentario